Vidrio en el Museo Cerralbo

Print

La obra del coruñés Ferreiro Badia forma parte de esta muestra organizada en el marco del Año Internacional del Vidrio 2022

El Museo Cerralbo, museo estatal del Ministerio de Cultura y Deporte y ubicado en la calle Ventura Rodríguez de Madrid, acoge la exposición La eclosión del vidrio contemporáneo. Recordando VICOINTER’83, muestra comisariada por Cristina Giménez Raurell y organizada con la colaboración del Museo Fundación Centro Nacional del Vidrio La Granja, por la Subdirección General de Museos Estatales del Ministerio de Cultura y Deporte, el Museo Cerralbo y el Museo Nacional de Cerámica y Artes Suntuarias González Martí.

En el marco de la reciente declaración de la técnica del vidrio soplado en España como Manifestación Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial y la aprobación del año 2022 como Año Internacional del Vidrio, se presenta esta exposición que rinde homenaje al escultor de vidrio Torres Esteban y a la exposición VICOINTER’83 que él mismo organizó en la Feria de Valencia de 1983 con la participación de 130 artistas de 21 países. También se presentan las obras de 500 artistas contemporáneos que utilizan el vidrio como medio de expresión, momento éste de gran auge artístico vinculado al vidrio, tras los vividos en el Art Nouveau, Art Déco y posterior Studio Glass Movement de los años 50.

Las obras del coruñés Ferreiro Badía, que se exhiben con obras de Daniel Zuloaga o Antonio Gaudí a través del programa TEINVICO, mediante las proyecciones fotográficas realizadas por Chema de Mena, pueden enmarcarse dentro del New Glass Movement español y son desarrolladas por este autor desde los años 70 mediante técnicas en frío de talla y pulido. Las maquetas ideadas en metacrilato, que posteriormente son materializadas en obras escultóricas en vidrio, no son estáticas; destaca, en sus Estudios de agua y aire, los efectos ópticos que se generan gracias a las horadaciones y superposición de placas de vidrio y, en La llave, la multitud de variaciones que puede adoptar esta escultura mediante el distinto ensamblaje de sus partes. Son obras, al fin, con las que el espectador podrá interaccionar en su visita, desde el 12 de abril y hasta el 1 de julio, de forma gratuita.